miércoles, 11 de mayo de 2011

Pasta frola


Esta es una receta tradicional argentina, uruguaya y paraguaya elaborada con una masa casi arenosa y muy suave, cubierta de una capa de dulce de membrillo al que saboricé con unas gotitas de vino de licor. Aunque también suelen emplearse otros dulces como el dulce de leche, dulce de batata, o confituras de sabores variados como de frambuesa, por ejemplo.
La pasta frola o pastafrola se caracteriza por estar decorada con tiritas de masa sobre el dulce de membrillo dispuestas de manera cruzada, y unas sobre otras, formando cudrados o rombos a través de los cuales puede apreciarse el dulce..
Se cocina al horno, sencilla de preparar, deliciosa para acompañar un cafecito o nuestros tan queridos mates.
Con la cantidad de ingredientes dados salen dos pasta frolas de 24 cm de diámetro o una grande del tamaño de una asadera de tamaño normal para horno.
No te la pierdas, prepara esta receta de pasta frola, disfrútala a la hora del café o té, y después, si te parece bien, me cuentas lo exquisita que te ha quedado.



Ingredientes:
- 500 g de harina común.
- 135 g de maizena (harina fina de maíz).
- 3 cucharaditas de polvo para hornear Royal (1 sobre).
- 300 g de mantequilla.
- 300 g de azúcar.
- La ralladura de un limón.
- 6 yemas de huevos.
- 1 chorrito de coñac.
- 600 g de duñce de membrillo.
- 1 chorrito de vino de licor.
- 2 cucharadas de agua.

Elaboración:
- Tamizar la harina, la maizena y el polvo de hornear. Colocar en un bol a manera de corona, es decir, dejando un hueco en el centro.
- Colocar la mantequilla cortada en trozos y desarmar con los dedos mezclándola con los ingredientes secos. Se obtendrá una mezcla casi arenosa.



- Agregar las yemas de huevo, la ralladura de limón, el coñac y el azúcar. Mezclar todos los ingredientes hasta formar una masa suave, lisa, pero no elástica y que no se debe amasar.



- Dejar escansar la masa unos 20 ó 30 minutos. Mientras tanto deshacer el membrillo al fuego (fuego lento) junto con el agua y el chorrito de vino de licor. El dulce adoptará una consistencia cremosa.
- Dividir la masa en dos partes para hacer dos pasta frolas de 24 cm de diámetro, o bien, emplear toda la masa para hacer una sola pasta frola grande, del tamaño de una asadera normal.
- Acomodar la masa estirada en el molde, previamente enmantecado y enharinado, haciendo un bordecito de 1 cm aproximadamente para contener el dulce de membrillo que se colocará por encima. Reservar un poquito de masa para hacer las tiritas que la decorarán.
- Esparcir de manera pareja toda la crema de dulce de membrillo sobre la masa.
- Con la masa reservada armar las tiritas y colocarlas sobre la capa de dulce dejando espacios entre sí. Estos espacios adoptarán forma cuadriculada o romboidal debido al cruce de las tiras.
- Dejar reposar unos 15 ó 20 minutos más y hornear a 180º entre 35 y 40 minutos.


- Retirar del horno, dejar enfriar y desmoldar.
Y luego, glup, glup, glup..... ¡qué rica estaba!


Sugerencias:
- Para deshacer el dulce de membrillo se puede emplear agua solamente. Es decir, reemplazar el chorrito de vino de licor por un chorrito de agua.
- Si no tuvieran vino de licor para la crema de membrillo, pueden añadir vino blanco moscatel, coñac, o algún vino blanco dulce que tengan a mano.
- Si no tuvieran coñac para la masa, pueden añadir vino blanco moscatel, vino de licor o cualquier vino blanco dulce que tengan a mano.
- Las tiritas de masa se pueden hacer a manera de rollitos o aplanadas, a manera de cintas.
- Se puede reemplazar la harina común por harina leudante o de fuerza, en cuyo caso ya no se debe añadir el polvo para hornear: Sobre este *pequeño y gran sobrecito*, el polvo para hornear, tengo una anécdota que espero les guste y les sea de utilidad, en el siguiente enlace:
http://blogs.mis-recetas.org/gabriela-diez/2010/08/02/un-pequeno-y-gran-sobrecito/


 Gracias por tu visita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada